Amazon fabrica copias casi idénticas de productos más vendidos por sus “socios”

La plataforma de comercio electrónico de éxito, las empresas de todo el mundo recurren para vender sus productos, Amazon posee un buen número de marcas propias. Una de las más visibles es AmazonBasics, lanzada en 2009, con la que comercializan más de 900 artículos, desde sábanas hasta altavoces.

Recientemente, y a través de esta marca, la compañía de Jeff Bezos ha empezado a lanzar productos que parecen diseñados a la carta, pues encajan sorprendentemente bien con las necesidades de los usuarios. Casualmente, y para desgracia de muchos de sus socios (los vendedores que utilizan la plataforma como intermediario), muchos de estos artículos son sospechosamente parecidos a otros que han triunfado previamente en las páginas del gigante. Según denuncian analistas y empresas, Amazon está plagiando los diseños más populares.

¿Qué diferencia hay entre Amazon y los falsificadores chinos que no respetan los derechos de propiedad intelectual?

Rain Design lleva una década comercializando un soporte para ordenadores portátiles en Amazon.com. Anteriormente producto más vendido en su categoría, este atril cuesta 54,50 dólares (48,13 euros en Amazon.es), tiene una valoración de 5 estrellas y cuenta con 2.587 comentarios de valoración redactados por los usuarios. Sin embargo, en julio de 2015, un producto muy similar apareció por la mitad de precio. ¿La marca? AmazonBasics. Desde entonces, las ventas del original han caído y ha perdido su estatus de producto estrella.

“Compañías como la nuestra pasan años trabajando para conseguir un producto nuevo, innovador y patentado. Entonces, cuando se vende bien en Amazon, la compañía lanza otro que se parece mucho, más barato, y lo recomienda a los consumidores en nuestra misma categoría”, denuncia Chow.

La vicepresidenta de ventas de Rain Design reflexiona acerca de su relación con el gigante del comercio electrónico y cuestiona si el comportamiento de la empresa de Bezos es el adecuado. En su opinión, cuando la plataforma establece una relación con sus socios vendedores, debería primar “el juego limpio, el respeto mutuo y la confianza”.

El poder de la información

Skubana, compañía que se dedica a la gestión del comercio online para distintas empresas, ha realizado un estudio sobre Amazon en el que detectaron la estrategia de copia de la compañía. Sin embargo, a Chad Rubin, fundador y CEO de la empresa, no le extrañó el hallazgo.

“No me sorprende que estén copiando productos con AmazonBasics. Es algo que se podía esperar, de la misma forma que han lanzado Amazon Prime para competir con Netflix” concreta Rubin.

El CEO señala que la clave de la compañía, que se encuentra en una posición de ventaja con respecto a otros vendedores, es la información que posee. “Lo más importante es la cantidad de datos que Amazon tiene sobre sus consumidores. Está en sus cabezas, sabe cuándo hacen scroll, cómo lo hacen… Controlan cada detalle sobre las decisiones de los usuarios y sobre lo que les lleva a ellas”, explica.

De momento, y a pesar de las protestas de diferentes compañías, el poder del gigante y la fidelidad de los clientes de la plataforma de comercio online hace que las empresas indignadas no se marchen. De esta forma, y a pesar de su competencia desleal, Amazon conserva a sus socios vendedores mientras plagia, todavía sin consecuencias, los productos más vendidos.